La era de la inteligencia y del Big Data trae consigo nuevas oportunidades laborales. Nuevos puestos de trabajo que precisan de perfiles muy concretos, incluso hay algunos que aún no se han creado. Las empresas necesitan profesionales con altos conocimientos tecnológicos que les permitan ser competitivas en el actual entorno digital. Toma nota de cuáles son los más demandados.

Nuevos perfiles profesionales en la era de la digitalización

Como te hemos explicado, con la digitalización se han creado nuevos perfiles profesionales relacionados con el Big Data. Son los nuevos empleos que trae consigo la transformación digital de las empresas, que precisan de la automatización de los procesos para ser rentables y competitivas.

CDO o Chief Data Officer: es el director o responsable del resto de profesionales que trabajan en el análisis de datos. Un perfil como este te ayudará a garantizar que tu empresa funcione como una auténtica Data Driven Company.

Growth hacker: es el que se dedica a la recopilación de datos, los analiza y saca las conclusiones que permiten implementar las estrategias que permitan el posicionamiento de un servicio o de un producto. Para este perfil, es necesario que seas una persona creativa, hábil en la escucha social y también dispongas de capacidades analíticas.

Científicos de datos o Data Scientists: es el encargado de extraer la información y los conocimientos de valor del análisis de datos. En este caso, son necesarias habilidades de programación, estadística o matemáticas, además de otras comunicativas, puesto que han de ser capaces de trasladar y explicar los resultados al resto del organización. Recuerda que los datos tienen valor cuando se interpretan y permiten tomar decisiones o trazar estrategias acertadas.

Data Artist: se trata de expertos en Business Analytics y se encargan de crear las infografías, los gráficos y el resto de presentaciones visuales en las que se plasman los resultados de los datos obtenidos para que sean comprensibles al resto de la organización.

Data Steward: en este caso es la persona que mantiene la disponibilidad, la calidad y la seguridad de los datos. Su objetivo es mejorar el sistema de almacenamiento y de presentación de datos de tu empresa.

Ingeniero de datos o Data Engineer: es quien consigue que los datos sean accesibles para los científicos que los analizarán. Están especializados en las infraestructuras Big Data.

El abanico de nuevos perfiles profesionales se completa con expertos en ciberseguridad, arquitectos de Blockchain, desarrolladores de movilidad, expertos en Inteligencia Artificial o ingenieros de Red.

La demanda de profesionales capaces de recopilar, identificar e interpretar datos es tan alta que los departamentos de recursos humanos tienen problemas para encontrar a los profesionales que cubran estos puestos. Es más, la formación en cada una de estas disciplinas no garantiza el futuro laboral, puesto que a los conocimientos que se tengan conviene sumar el talento de la persona y las habilidades propias.

Lo que está claro es que la transformación digital es un hecho y que las empresas que deseen ser competitivas en el actual entorno precisan de expertos en Big Data y de compañías capaces de conducir el proceso de digitalización.

imagen